Clases de costumbre:

Delegante: cuando ésta autoriza a determinada autoridad para crear derecho escrito, es decir que la norma es superior a la ley.

Delegada: cuando la norma jurídica nos remite a la aplicación de la costumbre.

Derogatoria: cuando la costumbre tiene tal imperio que abroga a la ley.