Clases de órganos administrativos

Por su origen: constitucionales, que nacen de la constitución y los no constitucionales que nacen de órganos inferiores.
Por su composición: individuales conformados por una persona (ministro, presidente) y colegiados conformado por un colegio o conjunto de personas físicas o jurídicas ( consejo superior universitario).
Por su permanencia: ordinarios, que desarrollan una actividad preestablecida en la ley o en la constitución y los extraordinarios que se constituyen en momentos de emergencia.
Por su jerarquía: de acuerdo al grado de autoridad, superiores e inferiores.
Por su modo de actuación: simples, los que no se integran a otro órgano y complejos los que se integran con otros.
Por la distribución territorial de competencia: centrales cuya competencia se desarrolla en todo el territorio y locales cuya competencia se desarrolla en un determinado territorio.
Por la distribución funcional de competencia: generales y especiales. Según tengan circunscrita su competencia.
Según la actividad administrativa que desarrollan: activos, los que resuelven y forman la voluntad del órgano y lo trasladan al estado; los consultivos que no emiten declaración de voluntad sino una manifestación de juicio a través de dictámenes o informes; y los de control que fiscalizan la actividad estatal, sus actos y las personas.