La competencia administrativa.

La otorga la ley y a través de ella los órganos administrativos desarrollan la actividad del estado para lograr su fin.