Protección del Salario Contra los Acreedores del Trabajador:

Nulidad de la cesión de salarios (Art. 100 C. de T.);
Obligación de pagar el salario directamente al trabajador (Art. 94 del C. de T.);
Inembargabilidad parcial del salario (Art. 96 y 97 del Código de Trabajo);