Sociedades de inversión,

Antes de la promulgación del Decreto 34-96 del Congreso de la República, identificado como «Ley del Mercado de Valores y Mercancías», no existían en Guatemala, normas jurídicas relacionadas con esta modalidad de sociedad anónima; aunque a nuestro juicio y dentro del régimen de autonomía de la voluntad, nada obstaculizaba que se organizara una sociedad anónima de inversión, al tenor de las disposiciones del Código de Comercio y conforme al concepto general de contrato que contiene nuestro Código Civil. Sin embargo.
Con el surgimiento de las bolsas de valores y el fortalecimiento del mercado de valores, el referido Decreto introdujo esta variante especial de la sociedad anónima, en su artículo 73. A dicho Decreto nos referimos en este subtema.