El negocio jurídico se materializa de dos formas

1.    Por medio de un acto jurídico
2.    Por medio de los contratos.