Los presupuestos del proceso

Requisitos previos sin cuya concurrencia carecería de validez formal y no estaría el juez obligado a proveer sobre la sustanciación del asunto con fines a conocer sobre su fondo o mérito.
Presupuestos clásicos o tradicionales o que por sí mismos se explican: la jurisdicción y competencia, la capacidad procesal de las partes, la representación de quienes actúan a nombre de otro y aquellos requisitos de forma que, según la ley de cada país, son imprescindibles para darle entrada a una demanda.
No debe confundirse el rechazo in limine de la demanda por falta de alguno de los presupuestos procesales, con su inadmisión o rechazo por ser infundada. El primero impide y posterga el nacimiento del proceso. El segundo se hace en sentencia y extingue el proceso; la demanda se desestima causa cognitia, después de conocida en su fondo.