Clasificación de los actos administrativos atendiendo a su contenido.

1.- imperativos: los que contienen una prohibición.
2.- conformadores: son aquellos que van dirigidos a crear, modificar o suprimir una relación jurídica concreta con los administrados (licencias, autorizaciones).
3.- declarativos: son aquellos en los que lleva implícito declaraciones sobre determinadas propiedades de personas o cosas, de cuya existencia o ausencia depende determinadas consecuencias jurídico-administrativas (reconocimiento de la calidad de vecino)
4.- regístrales: son los que se limitan a consignar que en los registros se encuentran asentadas determinadas particularidades, constituyen hechos de los ya registrados y tienen el carácter de documentos públicos. Los efectos jurídicos se contraen a legitimar los hechos a que los mismos se refieren (certificación del registro civil).
5.- requerimiento del interesado: son aquellos en los que las leyes prescriben que sólo pueden tener lugar con la previa solicitud de los administrados (solicitud de licencia).