El control de la actividad administrativa del estado.

Se da a través de la interpelación. Es una figura jurídica que consiste en el control que ejerce el parlamento sobre los actos de los funcionarios públicos a través de la invitación, citación o interpelación de los ministros de estado.