El control judicial de los actos de la administración.

Se da a través del proceso de lo contencioso administrativo (control privativo) y el amparo (control constitucional).