Teorías Sobre Su Naturaleza Jurídica.

Es un elemento positivo del delito, por lo que la naturaleza de su función es de carácter objetiva. La naturaleza de su función desde el punto de vista formal es el principio de legalidad, donde aquel rige la determinación de lo antijurídico, se estará basando en la antijuricidad formal y solo podrá hacerlo sobre la materia cuando no exista principio de legalidad, lo que viene a significar que para determinar si una conducta es penalmente antijurídica habrá necesariamente que acudir a indagar a la ley penal, quien tiene la última palabra.